--

.

.

.

.

.

.

.

sub silences

sub silences
E C O

mute your die

mute your die
sub silence

Wednesday, February 14, 2007

Detràs de sus ojos


Quisiera que mis ojos pudieran esconderse detràs de los suyos. ¿Còmo serà ver como èl?, ¿Què le harà juntar las cejas hasta apretarlas?, ¿Porquè se le habràn formadoo las lìneas chuecas en la frente, ¿serà asunto de la costumbre el negocio entre las pupilas y el asbesto?, ¿Acaso es muy difícil mirar al frente?.


Cierra sus ojos y en lo que las manos le tiemblan, entretienen a la boca con una sonrrisa, muy de vez en cuando. He sabido su enojo durante tantos dìas, en tan pocas palabras y en tantas miradas. Èl no mira a nadie, no màs de dos segundos, no dice màs de dos frases al dìa. No ha sido feliz èstos dos meses.


Creo que le gusta eso de tener los ojos cerrados cuando no estàn pendientes del piso o de las manecillas. Mira su muñeca izquierda, aùn guarda el pulso del lado del corazòn. Eso, creo que eso es lo ùnico que le gusta mirar:


“no estoy durmiendo.

Cierro los ojos,

para no ver la luz porque…

me lastima”.

(el abuelo).

Saturday, February 10, 2007



Yo estaba ahí sentadita, sin hacer ruidos, con una mueca q implicaba morder uno d mis labios, torcia mi boca pequeñita y suavesita, que tenía un color como el de la sandía fresquesita, traía unos ojos cansados y no podía relajar mis párpados, estaban como tiesos, sentía coraje contra algo que no podía definir. El abuelo estaba a la derecha, callado, sentado, con el puño cerrado pensando cosas que le hacían fruncir el seño y resaltar las venas de las manos.

Papá caminó por en medio de nosotros, me miró como enojado y me fuí. Llegó hasta donde estaba y me dijo que no contara con él. No le dije nada, él siguió hablando y yo seguía en mi asunto, como si no oyera sus palabras, como si no sintiera algo feo por el desprecio con el que me miraba. Luego se le terminaron las palabras y esperó a que yo dijera algo, me puse la mano en la cabeza distrayendo las ganas de gritarle cuando lo dijo


.
Alí acababa de llevarme la convocatoria para la nacional el jueves, ya lo había decidido, iba a estudiar piano.




Saturday, February 3, 2007



Siempre lo supe, que me irìa algùn dìa. Nunca nadie fuè a ver como mis deditos pisaban las teclas de mi sinte. Tengo miedo de volver con delicado pero tambièn la seguridad de no volver.

Agosto de 2006
Encerrada en el baño de un bar.


Bajè la tapa de un retrete y estoy sentada con el seguro de la puerta por dentro. Ya no siento, nisiquiera puedo llorar, eso de no tener amigos ya lo sabìa, nadamàs me engañaba un poco en esa vida que encierra el monitor.

Ayer si pude llorar y llorar mientras tocaba el polosaurio porque el sonido era como de cajita musical, dulce, triste, con una textura como oxidada, polvorienta, como a eso que huele el abandono.

A nadie le importa nadie, eso tambièn ya lo sabìa pero me hacìa la que no, para no llorar. Mamà dice que yo le importo, aunque no me dijera lo sabrìa porque eso es algo que se siente, a veces no siento nada, ni de mi papà, por eso lloro cuando Diego se siente mal, porque papà me mira con ternura, es como si me quisiera...
cuidar el corazòn no es fàcil, ni difìcil, es como ni kinder me lo supo explicar, como dijo kandi: "a veces la vida es rara".

Un dìa dije que no creìa nada ni a nadie, mentìa. Ahora me consta, no confìo, no creo, no siento, aùn no he quitado el seguro de una puertita gris, no quiero mirar.

Ando abandonada, quisiera volver a casa, no sè a donde irè, olvidè a Valentina y si ya era supersticiosa ahora lo soy màs. Todo saliò mal y no es novedad. Hoy es un dìa patètico, como yo cuando soy la indecisiòn ante el camino con sus rutas y atajos. Hay algo que se va, yo lo sè, no sè que es aquello que se esfuma pero se està alejando.

Ayer despuès de charlar con kandi me quedè llorando con mi polosaurio, llorè y llorè, se me acabaron las làgrimas, seguro por eso no empapo èste papel. No sè si pueda.
No se si pueda quitar el seguro y llorar, el doctor me detectò hace años ojo seco.
estupendo blog.

Thursday, February 1, 2007

El frìo es solo una coincidencia.

Febrero 14, de 2006.

Hace frìo y su hedor opaca los cristales que ornamentan los huecos de las casas. Me siento a escuchar las hojas crujir y pienso en él.

Abril 14 de 2006.

El manuscrito de Shlinck en la tierra. La humedad que reposa en los troncos de los àrboles, ha mudado por gotas que erizan la textura del césped desvalido. He tendido los mùsculos faciales interrumpiendo el bullicio en el pasto. La estridencia en las ramas de los àrboles tiene algo que ver con los pensamientos que encierran mis sienes.

Las gotas que disvarìan en mi rostro ya no son las del rocìo del cuarto mes, la estridencia en los tallos tragando los restos del viento se ha detenido, pero se repite en mi mente como el recuerdo de sus manos en mì.

Julio 12 de 2006.

Mis manos acariciaron de nuevo su cara, he dibujado el contorno escueto de su cuello con los labios. Los pàrpados se han despegado para descubrir su ausencia. Hoy no hay sol.

Es el ruido del tiempo, un fagotista soplando notas que encapotan allà arriba, donde debiera figurar el sol.

tocadiscos de burbujitas

tocadiscos de burbujitas

Lolly pöp

Lolly pöp

Eliani y Valeria (Lali y astronauta)

Eliani y Valeria (Lali y astronauta)
Mis sobrinas que me llaman Sebastiána